En estos años, hay varios servicios telefónicos de casa que por hacerles un pago mensual fijo podemos hablar todo el tiempo que deseemos a nivel local o nacional.

Esos planes son efectivos. Lo mismo pensamos de nuestros proveedores de servicio Internet (ISP, Internet Service Provider en inglés). Nos permiten navegar en nuestras computadoras todo el tiempo que queramos para charlar mediante Yahoo Messenger, ver videos por YouTube, bajar películas y juegos a nuestras computadoras y consolas de videojuegos como el PlayStation 3 o el Wii, actualizar nuestros sistemas operativos Windows y demás aplicaciones, pero todo esto podría cambiar. Hasta ahora, el único límite ha sido la velocidad Internet elegida por los usuarios.

Con los teléfonos no móviles en nuestros hogares, nadie nos pone un límite a nuestras conversaciones. Entonces, ¿porqué poner límites a nuestras conexiones de banda ancha de Internet? Tales conexiones nos permiten hacer todo más rápido que las líneas telefónicas de antes que nos conectaba a Internet. Piensen en los siguientes casos.

Caso #1: Están ustedes conversando por Windows Live Messenger con sus parientes en sus países de origen o en otros estados. Pueden verse entre sí usando una cámara Internet (webcam en inglés). La transmisión de audio y video, aunque ofrezca imágenes claras o no, consume más que un megabyte (unidad de memoria computarizada), cantidad sumamente mayor que la de texto por sí mismo. Publicar fotos en los perfiles de los usuarios también cuenta. Recuerde el dicho: “Una foto vale más que mil palabras”.

Caso #2: Los estudiantes de secundaria tienen que hacer una tarea o presentar una asignación. Tras unas horas de navegar buscando información en Google o Yahoo y revisando las páginas educativas que visiten (como SchoolTube.com o los sitios de Discovery), es fácil consumir una giga de información (1 GB es igual a 1024 megabytes). Además, varias compañías publicadoras de libros escolares ofrecen material académico para beneficiar a los estudiantes, inclusive sus libros enteros, acompañados de audio y video, y material suplementario de práctica. De paso, los padres, en algunos condados, pueden revisar por Internet las notas que tienen sus hijos sin tener que comunicarse con los maestros.

Caso #3: La familia quiere entretenerse. Los hijos suben y bajan música y video a sus computadoras, mientras que los padres alquilan o compran películas de iTunes y PlayStation Store o bajan los podcasts (archivos digitales de audio y video obtenidos tras una subscripción gratis) de distintos intereses personales listos para ser guardados en sus consolas u ordenadores. Los archivos de música toman entre 1MB y 5MB. Los archivos de videos, mientras tanto, pueden llenar hasta más de 1GB por película. Los podcasts de audio y video, al igual que los videos en YouTube o Veoh, varían, pero pueden llenar una PC más rápidamente.

Ciertas compañías proveedores de servicio Internet quieren explorar otras maneras para hacer más dinero. Frontier, compañía ISP en Nueva York planea limitar la cantidad de archivos bajados a un total mensual de 5GB a partir del próximo año a sus usuarios residentes de Nueva York. Para mucha gente, 5 gigas se pueden bajar en un día, y aún en menos tiempo, en unas pocas horas si hay más dispositivos electrónicos en el hogar que dependen del servicio ¿Y el resto del mes? Los problemas que daban hijos e hijas a sus padres por mandar muchos mensajes instantáneos a través de sus celulares podrían repetirse en casa por exceder tal límite, o simplemente no tendrán Internet hasta el mes siguiente a menos a que paguen más o se cambien de ISP. Las familias con más de 1 computadora serían las más afectadas. Time Warner Cable también planea ejecutar lo mismo en Beaumont, Texas, con unos planes similares, uno con la misma cantidad límite, 5GB, y el otro, el más caro, a más de $50, a un límite de 40GB. Será solamente una prueba para ver si esos planes llegan a ser aceptados o no. Eso sí, varias compañías ISP piensan en seguir ese mismo modelo a nivel nacional.

Comcast ya hizo su decisión y limitará la cantidad de descarga mensual a 250GB a partir del primero de octubre. Según la nueva póliza, las personas que se pasen del límite recibirán una llamada de las oficinas de servicio al consumidor para recordarles de no volver a pasar ese total. Si eso vuelve a suceder una segunda vez, la compañía ISP suspenderá el servicio Internet para aquellos usuarios por un año entero. Para complicar el problema, Comcast no ofrecerá software que mida las cantidades que los usuarios vayan a bajar. Todo esto ocurre justo que Apple piensa ofrecer un plan en iTunes por el que uno pueda bajar todo lo que quiera por realizar un pago fijo mensual.

Con el precio de la gasolina que está por las nubes, más personas prefieren quedarse en casa con sus familias para: aprender y estudiar, buscar un trabajo mejor, revisar sus cuentas bancarias, realizar ciertas compras, subir fotos y videos, entretenerse, y comunicarse con sus seres queridos en el extranjero. Los usuarios de banda ancha no quieren volver a una década parecida a la de los años 90 cuando usaban la línea telefónica. Los únicos planes de servicios que limitaban el tiempo en ese entonces eran para los que no necesitaban estar en Internet por más de 10 horas al mes, los cuales eran los más baratos. Pero para los que ya están en broadband o banda ancha, tener su Internet limitado por la cantidad de información y comunicación que deseen obtener entonces crearía una gran inconveniencia. Tendremos que medir lo que bajamos a nuestras computadoras. Tendremos que poner un límite a nuestros servicios de comunicaciones y a nuestros videos y fotos que queremos subir a Internet para que nuestros familiares en otros países o estados nos vean, entre otras cosas más. No podremos compartir varios archivos. En los Estados Unidos y en casi todos los países del mundo, el Internet es el servicio más demócrata que existe porque nos permite expresarnos libre y responsablemente a través de ello. Si ustedes creen que no van a estar satisfechos con tales ISP, entonces busquen una mejor compañía. ¿Les parecen aceptables los límites dados por Frontier y Comcast? ¿Por qué?

No Responses

%d bloggers like this: